Meditación

En la meditación, fuera del nacer o morir, el objeto que se encuentra eternamente vivo se recupera.

Meditación Energética

Este libro es una guía para la meditación y para enriquecer la vida, así mismo ayuda a sanar el cuerpo y generar nueva energía pura.
Esta energía pura nos hace despertar en el mundo espíritual y nos ayudará a entenderlo. A través de el obtendremos sabiduría resplandeciente para amar la vida propia y la de los demás.Y debe ser el primer paso para mejora a la sociedad.

Conocer Las Leyes Del Amor y Así Amar. Chunmyung Dosungdo

  • 명상의 길을 밝히고
  • 삶을 윤택하게 인도하는 책입니다.
  • 인간에게 건강한 육체와
  • 신선한 에너지를 새로이 하며
  • 순수한 에너지로서
  • 영적 정신세계를 일깨워 주고
  • 깨닫게 하는데 도움을 줄 것입니다.
  • 인간은 이 책을 통하여
  • 밝은 지혜로 자신의 삶과
  • 이웃을 사랑하며
  • 사회를 구현해 나가는 첫 걸음이
  • 되어야 할 것입니다.
  • 사랑하는 법을 알고
  • 사랑하는 천명도성도

En Chunmyung Dosungdo, el objeto que se encuentra eternamente vivo es el verdadero yo el cual no presenta cambios en los sentimientos.

El ser humano, por naturaleza, no entiende la conexión que tiene con el universo, tampoco que está colmado de un todo y vive ensimismado preocupándose por la vida cotidiana; es decir, por el mundo exterior que le rodea. Lo anterior se debe a un vacío en su interior que trata de complementar de diferentes maneras.

La meditación es la manera de empezar a descubrir que estamos llenos de un todo. Comenzamos a percibir todo lo que nos rodea y podemos tener una mayor apreciación y un mejor panorama al momento de tener que tomar decisiones; es decir, formamos un criterio. La mente y los sentimientos comienzan a adaptarse a una manera de vivir.


Al momento de inhalar y exhalar creamos nueva energía en el cuerpo, la mente y los sentimientos se clarifican, logrando que tengamos sensaciones de bienestar. Puede compararse con el sentir que tenemos cuando el cielo está nublado y el sol se asoma.
Durante la meditación observamos a nuestro cuerpo, mente y sentimientos. Cada pensamiento es como si fuera una nube por el viento que va cruzando el camino por un cielo nublando. Estas nubes representan el ego que se desarrolla a lo largo de nuestra vida cotidiana.

Necesitamos ser capaces de limpiar los pensamientos negativos y poder vivir en un cielo brilloso, libre de nubes con un sol resplandeciente en donde se encuentra el "Yo" sincero y verdadero que ha estado eternamente en existencia plena.
La finalidad de la meditación es la de llegar a nuestro lugar de origen. Para poder lograrlo, es necesario establecer la formación del ser.

Realización del propio ser

El ser humano crea energía dentro de sí mismo y busca controlar y unificar la energía dispersa por todo el cuerpo para así formar un solo ente. El propósito es el de alejarnos del egoísmo y encontrar un estado de pureza en donde no hagamos una diferenciación de lo bueno y lo malo y no nos dejemos llevar por el mundo que nos rodea. Cuando meditamos, se logra observar que la energía positiva y la energía negativa son realmente la misma, nuestro cuerpo no envejece ni se enferma, a pesar de los cambios que se presenten en el mundo exterior.

La energía que acumulamos en el dan jeon inferior (ubicado en el hipogastrio) no debe desaparecer porque se pueden presentar cuadros de enfermedad, problemas mentales y aflicciones en los sentimientos; tampoco debe incrementarse en exceso porque nos quemaría.Esto se refiere a que el cuerpo se inflama de alguna manera y el calor sube a la cabeza desequilibrando la energía y; por lo tanto, los conductos energéticos se interrumpen.



Solo se debe controlar para contar con lo necesario y aprender a mantenerla para que tengamos salud y; consecuentemente, una vida llena de felicidad. Con esta energía nos comprometemos a ser uno mismo con el universo para que podamos volver al lugar de origen. El lugar de origen es el principio y el fin, a sabiendas de que el fin es el principio de la vida.

En la meditación, es donde el ser verdadero se encuentra, ese que está más allá de la vida y la muerte. El ser humano no comprende la conexión que tiene con el Universo, tampoco que es un ser completo pues vive ensimismado preocupándose por la vida cotidiana; es decir, por el mundo exterior que le rodea. Lo anterior se debe a un aparente vacío en su interior que trata de complementar de diferentes maneras. La meditación es la manera de empezar a descubrir que estamos llenos de un todo.

La meditación en CHUNMYUNG DOSUNGDO

La meditación en CHUNMYUNG DOSUNGDO se adentra profundamente en ese ser verdadero y crea energía limpia; es decir, creamos una alineación y apertura pura de cada uno de los chakras para que la energía Kundalini emerja y fluya armónicamente hacia esa conexión Divina. Durante la meditación observamos nuestro cuerpo, mente, sentimientos; permitimos que esta nueva energía crezca, se fortalezca y, finalmente, sea vuelva una con todo.

Como resultado, comenzamos a percibir claramente todo lo que nos rodea, tenemos una mayor sensación de paz y bienestar que nace desde dentro de nosotros y, por tanto, tenemos una mejor apreciación de quiénes somos y de los demás.

Ventajas prácticas

  • Sensación de paz interna creciente.

  • Incremento del estado de amor, gozo y armonía.

  • Reducción de estrés, así como, emociones y pensamientos negativos.

  • Mayor claridad de discernimiento.

  • Mejor entendimiento de uno mismo y de los demás.

  • Eliminación de síntomas e incluso algunos padecimientos que hayan sido provocados por una circulación energética deficiente.

  • En general, un estado de plenitud consigo mismo y el mundo externo.

Beneficios

Despertar de la energía Kundalini
Apertura de cada uno de los Chakras
Creación de energía nueva y más fuerte
Purificación de emociones y pensamientos
Limpieza de energía y mejor flujo de ella
Balance externo e interno de nuestro cuerpo
Fortalecimiento del centro energético central Dan Jeon

Efectos de la meditación

Cuando comenzamos a meditar, los sentimientos y pensamientos acumulados nos causan confusión y caos dentro de nuestro ser. Nos damos cuenta de que contamos tanto con alegría como tristeza, creando el bien y el mal dentro de nosotros; nos percatamos que lo que habíamos vivido no es totalmente verdadero. Sólo contemplamos una parte de nuestro interior que causa dolor y buscamos evadir lo que nos desagrada.

Con el paso del tiempo, nos damos cuenta de lo insignificante que se vuelve el dolor y este desvanece, cuando aprendemos a observar un todo y no sólo lo que queremos, concluimos que aquello que no es verdadero desaparece con el tiempo y también que es un proceso cíclico. Al acercarnos a este conocimiento, obtenemos entendimiento para llegar a la verdad. Nada de lo que nos rodea es nuestro, nada de lo que tenemos nos pertenece, y lo que conocemos no es todo lo que existe, el Todo cuenta con un ciclo en donde si las condiciones de existencia se dan, aquello extinto renace y vuelve a desaparecer repetitivamente; en esta existencia todo es uno mismo en conjunto a pesar de que no lo podamos ver ni tocar. Lo que es verdadero es eterno y lo poseemos dentro de nosotros, la vida de un ser humano es fugaz como un sueño donde es nuestra obligación encontrar al "Yo" protagonista; esa esencia real. Al momento de darnos cuenta de que lo único verdadero es nuestro, llegamos al entendimiento de que lo perpetuo es el "Yo" que reconozco en el aquí y ahora.

Cuando somos uno mismo con la verdad, llegamos a la conclusión de que no podemos perdernos en el mundo exterior. Más bien, aprendemos a coexistir con él.La meditación busca el equilibrio de nosotros mismos al solucionar el caos interno para después unificarnos con el mundo exterior. Nos comprometemos a aceptar el universo completamente, a observarlo y amarlo tal y como es.Debemos sentirnos privilegiados y agradecidos porque como ser humano tenemos la capacidad y ningún impedimento para meditar.